Lanzamiento de la antología “Inquieta Certidumbre”

“dentro de mil años
bajo este mismo sol que quema
sólo con sus músculos regados por la lluvia
estará tendido así un joven como yo,
recostado en miel de hierba contra el árbol…”,
Julio Daniel Chaparro, de Boceto para un legado

 

 

Esta antología reúne, por primera vez, la obra poética y periodística de Julio Daniel Chaparro, quien fue asesinado, junto con el fotorreportero Jorge Torres, el 24 de abril de 1991 en Segovia (Antioquia) realizando, para el periódico El Espectador, una investigación llamada ‘Lo que la violencia se llevó’, con la que obtuvo (póstumamente) el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

 

Este libro es un homenaje al escritor y caminante incansable, que retrató, quizás como ningún otro periodista en la historia de Colombia, la convulsa realidad de la violencia a través de la poesía y la metáfora.
Con Julio Daniel Chaparro, al igual que sucedió con el asesinato de Jaime Garzón y el humor, el país enterró una manera de contar (con pocos sobrevivientes), de la que hizo parte y que él mismo bautizó como La generación emboscada.

 

Este libro contiene también voces amigas, a quienes agradecemos de antemano haberse dado la oportunidad de recordar, con enorme sensibilidad, la memoria de su amigo y compañero (Arturo Guerrero, Ignacio Gómez G., Eugenia Sánchez, Rodolfo Prada y Claudia Julieta Duque). Hemos incluido información de archivo que ha sido entregada generosamente a nosotros por Daniel Chaparro, hijo mayor de Julio Daniel, quien ha batallado por mantener viva la memoria de su padre. Gracias a su colaboración este libro es posible.

 

El evento será el jueves 5 de diciembre de 2019, a las 7 pm en El Goce Pagano (Dg. 20A #0-82). Es de entrada libre y el libro estará a precio de lanzamiento.

 

La publicación del libro se hace gracias a un estímulo otorgado por el Ministerio de Cultura por medio de las Becas para la publicación de autores colombianos.

 

Julio Daniel Chaparro
Poeta y periodista colombiano. (Sogamoso, Boyacá, 1962 – Segovia, Antioquia, 1991). Su trabajo periodístico lo inició en distintas emisoras de Villavicencio, llegando a ser director de noticias en el programa “Noticiero del Llano” de la Cadena Súper, así como del informativo “Macarena” de la Cadena Todelar. Subdirector de la revista Oriente y coordinador general de la revista cultural Entreletras (Villavicencio); colaborador de las publicaciones Tropos (Bucaramanga), Ulrika (Bogotá), y Ceniza (Pasto). Hacia 1989, se vinculó al diario El Espectador donde desarrolló una destacada crónica periodística, merecedora del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar por su serie “Lo que la violencia se llevó”, incluida como parte del libro Papaíto País (1992).
Publicó los siguientes poemarios: …Y éramos como soles (1986); País para mis ojos (1987) y Árbol Ávido (1991). Algunos de sus poemas aparecieron, entre otras, en las antologías Umbral de lunas (1984) y Postal de ¬un de siglo (1995).